Peeling

El peeling químico es un tratamiento estético facial que permite regenerar la piel del rostro y otras zonas. Consiste en la aplicación de una sustancia química corrosiva que elimina de forma controlada una parte del cutis más o menos profunda. El resultado es la destrucción de estas capas más afectadas por el paso del tiempo y la agresión de agentes externos y una piel más luminosa, uniforme y elástica.

 

El tratamiento se puede ejecutar utilizando distintos tipos de ácidos: tricloroacético, salicílico, azelaico, ácido kógico o peróxido de benzoilo. En función de la sustancia a utilizar, se actúa sobre una capa de la piel u otra.

Formulario de contacto

Puedes contactarme a través del siguiente formulario o usando la información de contacto

FAQ

Preguntas frecuentes

El peeling químico reduce las arrugas finas alrededor de los ojos y la boca, es un potente tratamiento frente a los efectos de envejecimiento que produce la insolación, mejora el aspecto de las cicatrices pequeñas y combate algunos tipos de acné.

A su vez, es especialmente eficaz frente a las manchas propias de la edad, las que surgen como consecuencia del embarazo y las que son fruto de la toma de anticonceptivos.

En general, este tratamiento mejora el aspecto y la textura de la piel, aportándole más luminosidad.

Es una técnica especialmente indicada para personas que presentan un envejecimiento facial muy acelerado, y funciona mejor en pieles claras.

Los tipos de peeling químicos se clasifican en función de la profundidad de exfoliación que logran en la piel.

Peeling suave o superficial



Actúa únicamente sobre capas superficiales. Se realiza en varias sesiones cada 15 días, no es doloroso y apenas causa irritación, molestias o enrojecimiento. Es el tratamiento más conocido.

Peeling medio



Requiere varias sesiones y supone una exfoliación un poco más profunda que sí genera leves molestias. Por eso, entre sesión y sesión debe pasar un tiempo de seis a doce semanas.

Con este tratamiento se eliminan arrugas marcadas, la pigmentación y las marcas visibles del acné.

Peeling profundo



Actúa sobre capas más internas de la piel, por lo que solo incluye una sesión, aunque con resultados óptimos. La finalidad es corregir arrugas profundas y combatir el envejecimiento.

Con el peeling químico se modifica la textura de la piel, dándole un tono más uniforme y rejuvenecido.

La contrapartida son molestias más duraderas, piel muy enrojecida y descamación cuya cicatrización tarda varios días.
La renovación de la piel como consecuencia de este tratamiento comienza a ofrecer resultados visibles en muy poco tiempo. La piel se muestra más luminosa, tersa y elástica a partir de los 10 días.

No obstante, el tipo de peeling va a ser decisivo tanto en la aparición de los primeros resultados como en la duración de estos. Así, a más profundidad del tratamiento, más molestias causa, pero más duradero es el efecto. El enrojecimiento de la piel en el peeling químico profundo puede durar hasta tres meses, si bien los resultados de rejuvenecimiento pueden mantenerse hasta 10 años si hay un buen cuidado facial.
Este tratamiento, en cualquiera de sus variantes, solo debe ser ejecutado bajo asesoramiento médico. Puede formar parte de un conjunto de intervenciones o bien realizarse de manera exclusiva. Esto dependerá de las necesidades del paciente.

En cualquier caso, el peeling químico destaca por la corta duración de sus sesiones y la poca gravedad de sus efectos secundarios. La hinchazón, el enrojecimiento y la descamación son normales y desaparecen en pocos días.

Una intervención de este tipo, sea cual sea la variante, ofrece resultados muy positivos, especialmente en el rostro, con un rejuvenecimiento facial integral. Además, se puede aplicar también en el cuello, las manos y la zona del escote.

Mi blog

Artículos sobre Peeling

It seems we can't find what you're looking for.
Abrir chat
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarle?